El avance de la ficha clínica electrónica en Chile

computer

En su presentación para el II foro Latinoamericano de Salud, realizado en ciudad de México por AméricaEconomía, Sebastián Pavlovic, Superintendente de Salud, analizó el estado de este sistema en su país.

Cluster Salud. La Ficha Clínica es el instrumento en el que se registran los antecedentes médicos de una persona. De acuerdo a la legislación chilena, es obligatorio y puede ser en papel, electrónica o cualquier otro soporte. Pero la versión electrónica es la que ha ganado más popularidad en los últimos años alrededor del mundo y también la que ha estado ganando mayor territorio en el país.

De acuerdo a los datos presentados por Sebastián Pavlovic, Superintendente de Salud de Chile, la ficha clínica electrónica ha avanzado de la mano del plan SIDRA (Sistemas de Información de redes Asistenciales), con el cual se incorporaron 1.294 establecimientos de salud del país, equivalentes al 82% de la cobertura, representando una inversión para el Estado chileno de más de US$ 22 millones.

El primer período del plan, fue aplicado entre 2009 y 2015, y el siguiente abarca desde el 2016 hasta 2020.

En este proceso diferentes proveedores de ficha electrónica han postulado y han sido seleccionados para implementar sus sistemas en redes a lo largo del país, entre ellos la empresa InterSystems y la chilena AVIS Latam.

Para el año 2018, según la exposición de Pavlovic, esperan tener cubiertos el 100% de los establecimientos. Otra de las metas que tendría el país para esta fecha es el establecimiento de un Repositorio Nacional de datos y contar con un sistema de Historia Clínica Compartida.

Este último punto es precisamente una de las falencias hoy, donde los diferentes proveedores aún no se encuentran conectados, por lo que los datos de las fichas clínicas de los pacientes solo son compartidos entre los establecimientos miembros de una misma red.

Para el final del plan, en 2020, se espera que la ficha clínica electrónica sea la fuente oficial de información en el país.

A nivel global el Mercado del Registro Clínico electrónico es una industria que sobrepasa los US$ 22.300 millones y crece con tasas anuales cercanas al 7,15%. En Chile, se estima que se realizan 212 millones de prestaciones de 17 millones de pacientes, donde el 70% corresponde al sector público y el resto al Sistema Privado de Aseguramiento, que aunque ha implementado sistemas electrónicos, aún no hay planes de conectar ambos mundos.