GE Healthcare pide a la agencia europea de medicamentos que no suspenda a Omniscan

Se trata de un medio de contraste usado para mejorar la calidad de la imágenes de las resonancias magnéticas, el cual se encontró -inesperadamente- en el cerebro de los usuarios.

Reuters Health. La unidad de negocios de salud de General Electric Co. dijo que había pedido a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, según su sigla en inglés) que reconsiderara la recomendación hecha por uno de sus paneles de suspender la autorización de comercialización de ciertos agentes utilizados en la exploración por resonancia magnética (MRI).

La recomendación del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA (PRAC), hecha la semana pasada, vino después de que se encontró una pequeña cantidad de un químico llamado gadolinio en el cerebro de los pacientes. De todas formas, no se han reportado daños relacionados con éste en el cerebro.

Nadie esperaba que el gadolinio, que se usa como medio de contraste estuviera ahí. De allí que el panel recomendó la prohibición del agente de contraste, comercializado como Omniscan por GE Healthcare a nivel mundial.

El comité antes citado sugirió a la EMA detener la comercialización de cuatro agentes de contraste lineales de gadolinio (GdCAs), que son sustancias químicas inyectadas en el cuerpo para mejorar la calidad de las imágenes de resonancia magnética.

GE Healthcare dijo que emplearía todas las medidas disponibles y continuaría su programa de investigación para entender los riesgos potenciales del gadolinio en el cerebro. Pero, también que "GE Healthcare se mantiene firme en nuestra creencia, basada en la evidencia, de que el perfil de riesgo-beneficio general de agentes lineales, incluyendo Omniscan es positivo", dijo la compañía ayer jueves.

Comentarios