¿La "medicina de laptop" está desgastando el cuidado del paciente?

El uso de sistemas como las fichas clínicas electrónicas se suma tareas previas de los profesionales como llenar recetas u otorgar órdenes clínicas. Advierten que el hecho "consume recursos y erosiona la moral del médico". Además, no se remunera.
HealthDay

Los médicos gastan aproximadamente tantas horas en el trabajo de computadora como lo hacen en la atención práctica de sus pacientes, revela un nuevo estudio. Y ello podría impulsar más su agotamiento.

Los hallazgos se basan en los hábitos cotidianos de casi 500 médicos estadounidenses. En promedio, ellos registraron alrededor de 3 horas con los pacientes y alrededor de 3 horas en la llamada "medicina de escritorio", encontraron los investigadores.

Un médico dijo que el estudio proporciona grueso para aquellos que creen que el sistema de salud estadounidense carga a los médicos con demasiada burocracia. "El papeleo innecesario y redundante roba el tiempo de escuchar a nuestros pacientes, de examinarlos y de enseñarlos," dijo la Dra. Stephanie Woolhandler, profesora de salud pública en la City University de Nueva York en Hunter College. "Consume recursos y erosiona la moral del médico", agregó Woolhandler, quien no participó en el estudio.

La Asociación Médica Americana, el Colegio Americano de Médicos y otras organizaciones se han quejado de la carga administrativa que enfrentan los médicos. Una razón para preocuparse es que los médicos reciben el reembolso por el tiempo dedicado a las visitas de los pacientes, no las horas dedicadas a la medicina virtual. La discrepancia entre los dos podría alimentar un aumento en el agotamiento médico, sugirieron los autores del estudio.

"Existe una creciente evidencia de que el uso excesivo de los registros de salud electrónicos (RSE) está afectando negativamente al bienestar del médico", dijo el autor principal del estudio, Ming Tai-Seale. "Los médicos con síntomas de agotamiento son más propensos a reducir su tiempo en la clínica o incluso dejar la práctica", agregó Tai-Seale, director asociado del Instituto de Investigación de la Fundación Médica Palo Alto en California.

Tai-Seale y sus colegas se centraron en los sellos de tiempo de registros de salud computarizados utilizados por 471 médicos de atención primaria-incluyendo pediatras-en un sistema de salud de la comunidad entre 2011 y 2014.

Estos registros "hacen un trabajo razonable en la captura de la forma en que los médicos pasan su tiempo", dijo Tai-Seale.

Los médicos vieron casi 638.000 pacientes cara a cara por lo menos una vez durante el período del estudio de cuatro años. El tiempo dedicado a la medicina informática aumentó durante ese tiempo, mientras que los minutos totales que veían a los pacientes disminuyeron, los investigadores encontraron.

En general, los investigadores estimaron que los médicos dedicaron 3,08 horas al día a las visitas de oficina cara a cara (promedio de 15 minutos cada uno) y 3,17 horas a la medicina de escritorio.

Gran parte de la medicina de escritorio estaba relacionada con el paciente, sin embargo. Incluía rellenos de recetas, órdenes médicas, envío de mensajes a los pacientes, y escribir notas sobre los pacientes en sus archivos. Estas notas de progreso representaron por sí solas un promedio de dos horas al día.

Tai-Seale citó a otro médico diciendo: "Estamos encadenados al RSE", refiriéndose a los registros de salud electrónicos.

Tai-Seale declinó decir cuál debería ser un nivel apropiado de medicina de escritorio. Ella señaló que los pacientes están exigiendo "visitas virtuales", que se incluyen en la categoría de medicina de escritorio.

Los investigadores reconocieron que los hallazgos del estudio son "imprecisos" porque están basados ​​en parte en el momento en que los médicos entraron y salieron de los sistemas informáticos de registro de salud; Los médicos pueden olvidarse de cerrar la sesión. Los hallazgos tampoco explican específicamente el tiempo que los médicos gastaron en llamadas telefónicas, la obtención de autorización previa de los aseguradores o el manejo de reclamaciones de compensación de trabajadores.

El estudio tampoco analizó la calidad de la atención prestada a los pacientes o sus niveles de satisfacción con sus médicos. Woolhandler dijo que los resultados del estudio reflejan un sistema complejo en el que "los aseguradores individuales llevana  cabo una batalla constante con los proveedores sobre el reembolso". La única solución, dijo, es "sacar el motivo de lucro de la mitad de nuestro sistema de salud".

Comentarios