El caso de éxito del turismo médico en Tailandia

El gran éxito de ese país está ligado a la calidad de sus médicos, sus precios relativamente bajos y la magnitud de los mercados asiáticos.
Carlos Velázquez / Dinero en Imagen (Excélsior)

El turismo médico es una apuesta ganadora para México, comenzando porque en la actualidad más de un millón de personas cruzan anualmente la frontera desde Estados Unidos, para ser atendidos en asuntos de salud.

Ciudades como Tijuana y Algodones, cerca de Mexicali, tienen una oferta sobresaliente, aunque también se ha ampliado en la Ciudad de México o en destinos turísticos como Cancún y Los Cabos.

Por ello, en su visita de la semana pasada a Bangkok, Tere Solís, subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Turismo, le pidió al embajador mexicano en Tailandia, Jaime Nualart, su apoyo para dialogar con algunos expertos en el tema y visitar el hospital Bumrungrad, quizá el más importante de turismo médico en el mundo.

Entre las novedades que vio fue que en Tailandia existe una visa de diez años para los viajeros que necesitan regresar con frecuencia para acudir a tratamientos de salud de largo plazo.

Otra de las fortalezas es la velocidad con la que pueden generar diagnósticos complejos y multidisciplinarios; algo en que otros países están muy atrás.

Pero el gran éxito de Tailandia está ligado a la calidad de sus médicos, sus precios relativamente bajos y la magnitud de los mercados asiáticos.

Precisamente ventajas que comparte con México, que atiende a dos mercados importantes como son Estados Unidos y Canadá; a precios menores comenzando por la situación cambiaria y con una infraestructura hospitalaria y profesionales certificados.

Además, hay planes de cooperación entre México y Tailandia, pues no compiten entre sí.

Comentarios