Brasil: Tasa de obesidad se eleva a 18,9%

Además, el porcentaje de ciudadanos con exceso de peso pasó de 42,6% en 2006, a 53,8% en 2016, un aumento de 26% en ese periodo.
Xinhua

La obesidad afecta prácticamente a una de cada cinco personas de Brasil, con un fuerte crecimiento en la última década, según un estudio presentado este lunes por el ministerio de Salud.

En 10 años, la población obesa en el país aumentó de 11,8% en 2006, a 18,9% en 2016, alertó el Ministerio de Salud. Además, el porcentaje de ciudadanos con exceso de peso pasó de 42,6% en 2006, a 53,8% en 2016, un aumento de 26% en ese periodo.

La obesidad y el sobrepeso se calculan a partir del índice de masa corporal y la división del peso por la altura, con índices iguales o superiores a 25 kilogramos sobre estatura elevada al cuadrado (25kg/m2) indicadores de sobrepeso y por encima de 30 kg/m2, de obesidad.

Según la investigación, el crecimiento de la obesidad es uno de los factores que contribuye a una mayor prevalencia de la diabetes y la hipertensión, enfermedades crónicas que empeoran las condiciones de vida de los brasileños e incluso provocar la muerte.

El diagnóstico clínico de la diabetes aumentó de 5,5% en 2006, a 8,9% en 2016 y el de hipertensión de 22,5, a 25,7%, en ambos casos el diagnóstico es más frecuente en las mujeres.

"El Ministerio de Salud ha dado prioridad a la lucha contra la obesidad con una serie de políticas públicas, como la Guía de Alimentos para la población brasileña. Una dieta saludable combinada con actividad física nos ayudará a reducir la incidencia de enfermedades como la diabetes y la hipertensión en la población", dijo el titular de la cartera, Ricardo Barros.

El estudio se realizó a partir de la Encuesta de Factores de Riesgo y Protección para Enfermedades Crónicas de vigilancia, a través de entrevistas telefónicas (Vigitel).

De febrero a diciembre del año pasado se entrevistaron a 53.210 personas mayores de 18 años en más de 18 ciudades brasileñas.

Sobre los cambios de hábitos de la población encuestada, el estudio mostró que el consumo de granos se redujo de 67,5% en 2012, a 61,3% en 2016, y uno de cada tres adultos consumen frutas y verduras los cinco días de la semana.

Según la encuesta, estos datos muestran que el país pasa "por una transición nutricional, antes había desnutrición y ahora estamos entre los países con alta prevalencia de la obesidad".

El coordinador general de Alimentación y Nutrición del ministerio de Salud, Michele Lessa, explicó que la obesidad depende de múltiples factores. "Ningún país en el mundo fue capaz de reducir o detener la obesidad. Es una meta osada mantener este indicador hasta por lo menos 2019. Esto se debe a que la obesidad implica varios factores y no todos pueden ser administrado por el Ministerio de Salud", agregó.

Entre los cambios que figuran en la encuesta en la última década es la reducción del consumo de refrescos o jugos artificiales, la cual pasó de 30,9% en 2007, a 16,5% el año pasado.

También aumentó la práctica de la actividad física durante el tiempo libre, especialmente entre los jóvenes de 18 a 24 años. Según el Ministerio de Salud, el 30,3% realizaba al menos 150 minutos de ejercicio por semana en 2009, mientras que el año pasado, ese número aumentó a 37,6%.

El estudio mostró también el aumento en el consumo de alcohol, el cual pasó de 15,7 a 19,1%. El crecimiento se debió principalmente al aumento en el consumo de alcohol en las mujeres, el cual pasó de 7,8%, a 12,1% en el periodo analizado.

Comentarios