EE.UU.: California dará a las clínicas de salud US$ 20 millones para contrarrestar posibles cortes de Trump

Las subvenciones están destinadas a que los legisladores estatales ganen tiempo para hacer frente a los posibles déficit causados ​​por los intentos federales de eliminar el Obamacare, y desechar los fondos para la salud de las mujeres y para la anticoncepción.
Reuters Health

California anunciará el lunes próximo planes para otorgar US$ 20 millones en subvenciones de emergencia a las clínicas locales de salud y Planned Parenthood (Planificación Familiar en español), en previsión de posibles recortes de fondos de salud en los Estados Unidos, de acuerdo con la oficina del tesorero del estado, John Chiang.

California y más de una docena de otros estados demócratas están luchando contra los cambios regulatorios y las políticas que vienen del presidente republicano Donald Trump y del Congreso controlado por los republicanos.

Las subvenciones están destinadas a ganar tiempo para que los legisladores estatales hagan frente a los posibles déficit causados ​​por los intentos federales de deshacer la Ley de Atención Médica Asequible comúnmente llamada Obamacare, y eliminar los fondos para la salud de las mujeres y para la anticoncepción.

Un programa de financiamiento de California proporcionará dinero para las subvenciones, dijo el portavoz del tesorero Marc Lifsher.

"El Programa de Becas Lifeline de la Clínica Comunitaria ayudará a las clínicas pequeñas o rurales sin fines de lucro, incluyendo las clínicas de Planificación Familiar, para mantener sus puertas abiertas y brindar servicios críticos", según un anuncio publicado el viernes por la oficina del tesorero.

Planned Parenthood, un organismo nacional sin fines de lucro que proporciona anticonceptivos, exámenes de salud y abortos, y la división del país sobre el aborto desde hace mucho tiempo, están en el corazón del movimiento del estado. Los representantes de Planned Parenthood se unirán a Chiang para desvelar el programa de subsidios, dijo el anuncio.

Los republicanos generalmente se oponen al aborto. Recientemente, aprobaron una medida en el Congreso para permitir que los estados bloqueen a Planned Parenthood de recibir fondos federales de salud reproductiva. Por ley los fondos no pueden ser utilizados para abortos, pero el ex presidente demócrata Barack Obama se había asegurado de que algún dinero se destinaría a las clínicas de Planned Parenthood.

Las reducciones reales de la financiación federal aún están suspendidas.

En su reciente propuesta de presupuesto, el presidente Donald Trump pidió reducir drásticamente los gastos en salud y servicios humanos, y la derogación de Obamacare aprobada por la Cámara de Representantes en abril que eliminaría los fondos federales para Planned Parenthood. Pero esos movimientos todavía no tienen fuerza de ley.

Ningún otro estado parece estar desarrollando un programa similar de donaciones.

Comentarios