EE.UU. y México se unen para limitar analgésico que mató a Prince

Washington necesita que el fentanyl (o fentanilo), y sus precursores, no sean traficados desde el sur del Río Bravo para moderar las muertes crecientes por la epidemia de opioides.
Anthony Esposito/Reuters Health

Estados Unidos y México se comprometieron a intensificar sus esfuerzos para vencer la creciente amenaza del fentanilo o fentanyl, un opiáceo sintético hasta 50 veces más letal que la heroína al cual se le atribuye la muerte de miles de personas en los últimos años, incluida la estrella del rock Prince.

Un organismo de la ONU en marzo añadió a una lista internacional de sustancias controladas de las sustancias químicas utilizadas para fabricar fentanilo, que -según los Estados Unidos- ayudaría a combatir una ola de muertes por sobredosis del analgésico.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios "está finalizando las revisiones de las leyes que agregarán estos precursores a la lista de sustancias controladas en México", dijo en México la embajadora de Estados Unidos, Roberta Jacobson, el martes, cuando se inició una conferencia de dos días sobre el fentanilo.

Más de 33.000 personas murieron en Estados Unidos en 2015 debido a sobredosis relacionadas con opioides, incluyendo heroína o fentanilo, un salto de 72% desde el año anterior, dijo Jacobson. Entre las víctimas del año pasado estaba la superestrella de la música Prince, recordaron los forenses.

"Las tendencias actuales indican que esta cifra aumentará en 2016 y 2017", cuando se conozcan las cifras, dijo Jacobson, subrayando que detener el comercio de opiáceos y otras drogas ilícitas es "una prioridad No. 1 para mi gobierno".

Durante la conferencia, las agencias de cumplimiento de leyes y regulación de los Estados Unidos y México compartirán las mejores prácticas para la detección, identificación, análisis y manejo del fentanilo con científicos forenses mexicanos.

Los científicos también están siendo entrenados en los protocolos para manipular y almacenar fentanilo, ya que la ingestión o absorción incluso pequeñas cantidades a través de la piel puede ser letal, dicen los expertos.

Alberto Elias Beltrán, fiscal general adjunto de México para asuntos internacionales, dijo que abordar el problema requeriría un mejor conocimiento de los hábitos de consumo, las incautaciones, los modos de ocultación y la fabricación y distribución.

"En México, hasta el momento en 2017 hemos ejecutado cuatro decomisos de esta sustancia en diferentes formas", dijo Elías.

El jefe de narcóticos en el Departamento de Estado de los Estados Unidos, William Brownfield, estimó a principios de este año más del 90% de la heroína actualmente consumida en los Estados Unidos proviene de México, junto con la mayor parte del fentanilo.

Ahora, sin embargo, Brownfield dijo que el fentanilo estaba siendo traficado por las mismas organizaciones que transportaban heroína y otros opioides de México a los Estados Unidos, pero enfatizó que la mayor parte del fentanilo que entra a los Estados Unidos se originó en China

Comentarios