Firma francesa de biotecnología cerca de una cura para el tipo de cáncer que mató a Steve Jobs

En un ensayo de Fase III, el fármaco Lutathera redujo el riesgo de progresión de la enfermedad en comparación con el tratamiento estándar en un 80%.

Ben Hirschler/Reuters Health. Una firma francesa de biotecnología espera obtener la aprobación dentro de pocos meses para una medicina nuclear dirigida al tipo de cáncer que mató a Steve Jobs.

El fármaco podría transformar el Advanced Accelerator Applications (AAA), que se separó del centro europeo de investigación en física CERN hace 15 años y cotiza en el Nasdaq.

Esta iniciativa tuvo ventas de productos de diagnóstico existentes de 26,7 millones de euros (US$ 29 millones) en el tercer trimestre de 2016.

El presidente ejecutivo, Stefano Buono, dijo hoy jueves que la nueva droga, Lutathera, representaba una oportunidad de "cientos de millones de dólares".

"Estamos casi allí", dijo en una entrevista durante una visita a Londres. "Es un momento muy emocionante, agregó"

Lutathera es inusual en el aprovechamiento de la misma molécula que ya se utiliza para diagnosticar el cáncer para también entregar el tratamiento.

El radiofármaco funciona golpeando las células cancerosas con electrones de alta energía, al igual que la radioterapia, pero la inyección se dirige a los tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos (NET) que sobreexpresan una determinada proteína.

Ha demostrado resultados impresionantes en las pruebas clínicas contra una enfermedad asociada con la supervivencia muy pobre, la misma que mató a Jobs, el  co-fundador de Apple, en 2011.

El camino hacia la aprobación regulatoria, sin embargo, no ha sido fácil para la farmacéutica, que tiene su sede justo sobre la frontera francesa, a corta distancia del gran colisionador del CERN, ubicado en las afueras de Ginebra.

Problemas técnicos con la presentación de la droga en la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y un calendario de aprobación más lento en Europa han retrasado el posible lanzamiento de Lutathera para finales de 2017.

Buono ahora espera un veredicto de la Agencia Europea de Medicamentos después del verano (boreal), mientras que una nueva presentación a la FDA se hará antes de que finalice el segundo trimestre.

En un ensayo de Fase III, cuyos resultados se informaron en el New England Journal of Medicine en enero, Lutathera redujo el riesgo de progresión de la enfermedad en comparación con la atención estándar en un 80%.

Esto se compara favorablemente con los actuales medicamentos para NET, como el Afinitor de Novartis y Sutent de Pfizer.

De hecho, más de 1.600 pacientes ya han sido tratados con Lutathera bajo un programa de uso compasivo, incluyendo algunos en Francia, donde el fármaco ha recibido "autorización temporal de uso", permitiendo a AAA fijar un precio inicial de 64.000 euros (US$ 68.600) por un tratamiento de cuatro inyecciones.

AAA no es el único spinoff médico que se separa del CERN. Otros incluyen negocios enfocados en el uso de aceleradores de partículas para brindar radioterapia e imágenes mejoradas.

Sin embargo, la búsqueda de financiadores en Europa que aprecien estos aportes desde la ciencia más “pura” ha sido un reto, lo que llevó a la decisión de AAA de listarse en el Nasdaq en 2015, donde está valorado en US$ 1.600 millones.

"Fuimos a Estados Unidos y al Nasdaq porque allá hay al menos 10 veces el dinero que en Europa, y en Europa no hay el mismo esfuerzo para entrar en la ciencia que veo en los Estados Unidos", recordó Buono.

Comentarios