No estás solo: Más de 320 millones de personas sufren de depresión en el planeta

Otras 250 millones de personas viven con trastornos de ansiedad, incluyendo fobias, ataques de pánico, comportamiento obsesivo-compulsivo y trastorno de estrés postraumático.

Reuters Health/Cluster Salud. Un costo de US$ 1 billón (un millón de millones) le cuesta a la economía mundial los efectos laborales del más del 4% de la población mundial vive con depresión.  Las mujeres, los jóvenes y los ancianos son los más propensos a sus efectos discapacitantes, dijo -hoy jueves- la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se estima que 322 millones de personas sufrieron trastornos depresivos en 2015, un aumento del 18,4 % en una década, ya que la gente vive más tiempo, dijo la agencia de Naciones Unidas en un informe.

Las pérdidas económicas mundiales superan los 1 billón de dólares (un millón de milones) al año, enfatizó, refiriéndose a la pérdida de productividad debido a la apatía o a la falta de energía que conducen a una incapacidad para funcionar en el trabajo o hacer frente a la vida cotidiana.

"La depresión es el mayor contribuyente a los años con discapacidad, por lo que es la principal causa de discapacidad en el mundo de hoy", dijo el Dr. Dan Chisholm, del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

La depresión es 1,5 veces más común entre las mujeres que los hombres, agregó.

Aparte de ellos, otros 250 millones de personas sufren trastornos de ansiedad, incluyendo fobias, ataques de pánico, comportamiento obsesivo-compulsivo y trastorno de estrés postraumático, según el informe.

Alrededor del 80% de los afectados por enfermedades mentales viven en países de ingresos bajos y medios.

De hecho, en muchos países, las personas que se ven afectadas por la pobreza, el desempleo, las luchas civiles y los conflictos están en realidad en mayor riesgo de sufrir ciertamente trastornos de ansiedad y también depresión ", dijo Chisholm.

Tres grupos de edad son particularmente vulnerables a la depresión: jóvenes, mujeres embarazadas o en posparto y ancianos.

"Las presiones sobre la juventud de hoy son como las de ninguna otra generación tal vez", dijo Chisholm.

"Otro grupo objetivo son las mujeres que están embarazadas o que acaban de dar a luz. La depresión en ese período es en realidad muy común, alrededor del 15% de las mujeres sufren no sólo" el blues ", sino un caso diagnosticable de depresión", explicó.

Los jubilados también son susceptibles, ya que, "cuando dejamos de trabajar o perdemos a nuestra pareja nos volvemos más frágiles, más sujetos a enfermedades físicas y trastornos como la depresión se vuelven más comunes".

Unas 800.000 personas mueren por cometer suicidio cada año, una "figura bastante horrible", dijo Chisholm. "Es más común en los hombres en los países de ingresos más altos, pero más común en las mujeres en los países de ingresos bajos y medios".

Por todo lo anterior, la OMS está llevando a cabo una campaña para combatir el estigma y los conceptos erróneos llamados "Depresión: hablemos".

"Creemos que es un primer paso clave, que si queremos sacar de la sombra a la salud mental, la depresión y otros trastornos mentales, debemos ser capaces de hablar de ello", concluyó Chisholm.

Comentarios