Facilitar el acceso a los pacientes con cáncer, un llamado a la acción con motivo del Día Internacional de la Salud

Por Kees Roks, Presidente de Novartis Oncology para América Latina y Canadá.
Kees Roks

Desde 1948, cada 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud y la creación de la OMS --Organización Mundial de la Salud, cuyo propósito principal es brindar un futuro mejor y más saludable para las personas alrededor del mundo. 

Para quienes trabajamos en el sector del cuidado de la salud, la continua búsqueda de opciones para brindar una mejor calidad de vida a nuestros pacientes es un motor de inspiración. No obstante, quienes lo hacemos en América Latina y Canadá aún enfrentamos grandes desafíos; en el marco de esta celebración, es importante reflexionar sobre las áreas de oportunidad y posibles soluciones compartidas.

Se estima que para 2030, América Latina se convierta en la región con la tasa más alta de muerte por cáncer en todo el mundo, con un estimado de 1,7 millones de nuevos diagnósticos al año. Los patrones de incidencia de cáncer en la región están asociados con desigualdades sociales y económicas, mientras que los índices de mortalidad se ven impactados por las estructuras y la organización de los sistemas de salud de los países de la región.

Por ejemplo: en Canadá y América Latina, las probabilidades de morir por cáncer de pulmón y cáncer estomacal son más altas que para cualquier otro tumor. En el caso del cáncer de pulmón, la diferencia entre la cantidad de diagnósticos al año y el número de muertes en el mismo período demuestran un diagnóstico tardío; mientras que las altas tasas de incidencia y mortalidad del cáncer de estómago se vinculan con poblaciones relativamente pobres y marginadas socioeconómicamente.

Novartis A.G. fue la primera compañía farmacéutica en formar una unidad especializada en el desarrollo de medicamentos oncológicos innovadores. Hoy, somos la segunda empresa más innovadora en la industria, y la primera en relación al número de aprobaciones de productos para tratar el cáncer en los últimos 5 años, y contamos con más de 20 medicamentos para enfermedades oncológicas, hematológicas y raras. Estos avances demuestran nuestro compromiso con encontrar soluciones que ayuden a los pacientes a vivir mejor y por más tiempo. Sin embargo, millones de pacientes en América Latina y Canadá aún no se benefician de esta innovación. 

El acceso, principal desafío de la salud en la región

A pesar de que muchos sistemas de salud garantizan el derecho a la salud y al acceso a la atención médica, y que incluso la mayoría tiene una lista de medicinas contra el cáncer consideradas esenciales por la OMS en América Latina, sólo un porcentaje de los pacientes tienen acceso a estos medicamentos, tanto en el sector público como privado. Esto pone en evidencia que el problema del acceso a la salud no sólo tiene que ver con el costo de los tratamientos, sino también con obstáculos geográficos, de infraestructura y educación que complican la experiencia del paciente.

El impacto del cáncer en nuestra región implica una carga económica estimada en US$ 4.000 millones, frente a la cual, difícilmente los gobiernos de la región podrán proveer acceso universal. El estudio “Avances hacia la cobertura universal de salud y la equidad en América Latina y el Caribe” de la OMS, sugiere que los países de la región deben enfrentar el reto de incrementar el acceso equitativo a diagnósticos y servicios de salud, mejorar su calidad y que se establezcan garantías encaminadas a reducir las barreras de acceso.

Soluciones compartidas para combatir la epidemia del cáncer

La solución al problema de acceso en la región debe surgir de una estrategia colectiva, donde industria, gobiernos, médicos y asociaciones de pacientes nos comprometamos a colaborar, agregando valor en donde tenemos capacidad y experiencia, para mejorar la prevención y el acceso al diagnóstico temprano, y a terapias innovadoras y costo-efectivas. 

Con el fin de superar los desafíos diagnósticos en América Latina, en Novartis estamos facilitando el acceso a pruebas moleculares en Argentina, Brasil, Centroamérica y el Caribe, Chile, Colombia, México y Venezuela, ayudando a identificar a pacientes que pueden beneficiarse de terapias dirigidas a las mutaciones genéticas causantes de su tumor. Estos proyectos se llevan a cabo en conjunto con agencias reguladoras, médicos y organizaciones de pacientes, asegurando el acceso de estos a exámenes que a menudo no están disponibles en sus países o por los que rara vez son reembolsados.

Para facilitar el acceso a las terapias innovadoras contamos con programas–como el Programa Internacional de Acceso a Pacientes de Glivec (GIPAP, en inglés), que ha beneficiado alrededor de 1.500 pacientes en Argentina, Bahamas, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, México, República Dominicana y Uruguay. 

También, buscamos promover modelos más innovadores de fijación de precios, incluyendo esquemas de riesgo compartido que vinculan el pago al desenlace clínico del paciente con el tratamiento. 

Estas iniciativas son prueba del compromiso de Novartis de colaborar para optimizar el acceso a terapias innovadoras y de continuar trabajando en conjunto con estos y otros actores, alineados con el objetivo de la OMS, generando mejores resultados para los pacientes, los países y el sector del cuidado de la salud. 

Comentarios