​Tecnología y salud: hagamos un diagnóstico correcto

Por Carlos Nogueira, Director General de InterSystems para América Latina.
Carlos Nogueira

En medio de la conmemoración de un nuevo Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, encontramos el momento oportuno para analizar cómo Chile las ha incorporado a su plan estratégico de desarrollo y cuáles áreas o verticales aún tienen cuentas pendientes que resolver. Una de ellas, innegablemente crítica para nuestro país con el paso de los años, es el sector de la Salud.

Imagine lo siguiente: luego de muchos años de trabajar, usted ha decidido viajar por Chile durante un tiempo indeterminado. Sin embargo, en mitad del recorrido, comienza a sentir malestares físicos producto de una enfermedad pre-existente que le obliga a acceder a una atención de urgencia. Lejos de casa y de su centro de salud habitual, urge ganar tiempo y aplicar un tratamiento oportuno. Y para ello, resultaría esencial que usted contara con su historial médico online, de manera que el personal de salud pueda revisar sus antecedentes en cualquier lugar y brindarle así una atención adecuada.  

Éste es uno de los desafíos que aún enfrenta el área de la salud y que, gracias a la tecnología, está dando pasos concretos y significativos. Y no me refiero a la digitalización de imágenes, infraestructura técnica o conectividad, elementos que vemos con más frecuencia en distintas instituciones. El paso que debemos dar apunta hacia la interoperabilidad y el cruce de datos, lo que sin duda reportará un gran beneficio para el paciente: proporcionar una atención oportuna y de calidad, implementando el tratamiento más indicado sin importar el lugar, gracias a la disponibilidad en tiempo real de todos los datos de la persona. Por eso no resulta exagerado plantear que contar con el historial digitalizado de los pacientes puede literalmente ayudar a salvar sus vidas, gracias a la riqueza de información que se puede consultar y cruzar con Internet de las Cosas y Big Data.

Como sucede en cada área del desarrollo de un país, es importante que nuestra visión sobre la incorporación de la tecnología se haga no solamente para resolver un problema puntual, sino en cómo logramos que esta transformación sea integral, escalable y signifique una nueva forma de hacer las cosas. Una ficha médica electrónica única, en este caso, no apunta sólo a las atenciones de urgencia, sino que puede ser una tremenda fuente de información ante catástrofes naturales o situaciones inesperadas. Al acceder a ella, incluso remotamente, estamos situando la salud de quien lo necesita en primer lugar.

Hoy, los Servicios de Salud de Talcahuano y Concepción están implementando un proyecto pionero en el cual el cuerpo médico del hospital Guillermo Grant Benavente puede acceder al historial de los pacientes del hospital Las Higueras, generando, de esta manera, la primera experiencia de lo que llamamos Salud Conectada. Esta experiencia es replicable y urge que se implemente a lo largo de Chile.

Es un hecho que la Salud cambia de forma constante gracias a las TIC. Y si bien los beneficios de incorporarlas son similares a los de otras industrias -reducción de tiempos de operaciones, mejor administración de los recursos-, en este caso cobra una importancia aún mayor. Es el bienestar de la población la que se ve impactada de forma positiva y es ése el foco que debiéramos considerar cada día durante los próximos años.

Comentarios