ADN

ADN

Un estudio del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, tiene implicaciones en situaciones fisiológicas o patológicas en las que la estructura de la cromatina está alterada, como ocurre durante el envejecimiento celular y en el cáncer.
Investigadores de la Universidad británica de Cambridge y del Instituto Karolinska de Suecia dijeron que es necesario realizar más investigaciones para evaluar si el uso de CRISPR-Cas9, un tipo de "tijera" molecular que posibilita la edición genética, podría conducir al desarrollo de tratamientos que han agregado riesgo de cáncer.
Un estudio del IRB Barcelona en cáncer de mama identifica la proteína p38 como un salvavidas que usan las células tumorales para evitar excesivo daño en su ADN que, de otro modo, las sentenciaría a morir
Este nuevo hallazgo "nos recuerda que existen estructuras de ADN totalmente diferentes y que podrían ser importantes para nuestras células", destacaron desde el Instituto Garvana ubicado en Sidney, Australia.
Investigadores de la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Southampton y la Universidad de Harvard compararon la variación de ADN en más de 240.000 personas en el mundo.
Esta combinación de tecnologías de última generación es una poderosa herramienta para estudios de biología molecular y biofísica.
La Universidad de Pensilvania va a comenzar un estudio centrado en el tratamiento de varios tipos de cáncer mediante la herramienta CRISPR-Cas9.
La empresa española “Made of Genes” es una iniciativa que secuencia el genoma de una persona y lo guarda en la nube por un valor entre los US$ 798 y US$ 4.914.
En una investigación sin precedentes, científicos están buscando las acusas inherentes del insomnio en 1.310.010 personas.
El descubrimiento abre las puertas a futuras investigaciones sobre el ADN y a sus múltiples aplicaciones, especialmente en el campo de la biología y la medicina.
Científicos del Laboratorio de Biología Molecular del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido han demostrado cómo el alcohol daña el ADN en células madre de ratones, lo que ayuda a explicar por qué beber aumenta el riesgo de cáncer.
El objetivo es curar un trastorno genético llamado síndrome de Hunter, padecido por un hombre de 44 años. Habrá que esperar tres meses para saber si la modificación genética ha sido un éxito, según informa la agencia The Associated Press.
Un estudio publicado por el IRB Barcelona en Nature Genetics demuestra que el sistema de vigilancia y reparación de mutaciones es más eficaz en las secuencias genéticas que codifican para proteína.
La información de la secuencia del genoma humano es primordial para la investigación biomédica. Sin embargo, el valor de esta información es todavía muy limitado porque no se cuenta con un mapa detallado de todos los genes que se encuentran codificados en el genoma.
El proyecto forma parte del Centro Nacional de Macrodatos de Salud y Planificación Familiar (Nanjing), que cuenta con un presupuesto de US$ 904,9 millones.
La enfermedad de Claes-Jensen sindrómica ligada al cromosoma X es una forma rara de discapacidad intelectual que afecta a varones. Además de producir discapacidad intelectual grave, este síndrome se caracteriza por un comportamiento autista, estatura baja, hiperreflexia, estallidos emocionales, paraplejía espástica y convulsiones epilépticas.
La clave está en una proteína llamada CD81, que interacciona con la molécula que degrada los ladrillos necesarios para la construcción del ADN.
La empresa Sohin trabaja con hospitales de 25 ciudades del país para combatir la enfermedad. Tienen un nuevo modelo de atención personalizada basado en la genética y en un asistente personal.
Los expertos pudieron corregir una mutación que causa una enfermedad, haciendo posible evitar que el defecto se transmita a las generaciones futuras.