adulto mayor

adulto mayor

Las personas mayores tienen más probabilidades de padecer enfermedades crónicas como la diabetes y la enfermedad pulmonar, lo que puede reducir su capacidad para hacer frente a las olas de calor.
Un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona revela una relación entre el espacio verde en el barrio de residencia y la capacidad mental tras seguir a 6.500 personas en Reino Unido durante 10 años
Científicos han demostrado que las personas de más de 65 años que pasan mucho tiempo sentados tienen un mayor riesgo de morir por causas cardiovasculares. Según sus estimaciones, cada incremento de una hora diaria de tiempo sentado se relaciona con un aumento del 6,4% de la probabilidad de morir por estos motivos. El estudio se publica en el American Journal of Preventive Medicine.
Así lo demuestra un estudio dirigido desde la Universidad Autónoma de Madrid en el que participaron más de 3.500 adultos mayores españoles.
Investigadores pidieron a 1.655 hombres, todos entre 71 y 92 años, que usen acelerómetros durante una semana. El objetivo era evaluar sus niveles de actividad.
Investigadores han evaluado el efecto de un programa de entrenamiento de fuerza unido a estrategias motivacionales para aumentar el nivel de actividad física en la población mayor. Los resultados han constatado los efectos positivos, tanto físicos, sociales y psicológicos, después de doce semanas de intervención.
La combinación de hábitos saludables, como no fumar, ser físicamente activo, seguir una buena dieta, dormir 7-8 horas al día o no vivir solo, en personas mayores de 60 años se relaciona con una reducción a la mitad del riesgo de utilizar excesivamente algunos servicios sanitarios. Así lo aseguran médicos de la Universidad Autónoma de Madrid.
Estos medicamentos suelen recomendarse a los adultos mayores para fortalecer sus huesos.
Una investigación realizada en la Universidad de Granada señala que el nivel de desnutrición en las residencias de mayores es alto, mucho mayor que en el caso de aquellos ancianos que viven independientes en sus casas.
FallSkip estima en menos de un minuto el riesgo de caída en personas mayores, para prevenir accidentes que pueden llegar a ser mortales.
Un nuevo estudio confirma su efectividad para prevenir ingresos por esta causa, especialmente en pacientes sin condiciones médicas de alto riesgo, y en los pacientes de menor edad, entre 65 y 79 años. Los resultados de este estudio acaban de publicarse en la revista Eurosurveillance.
La atención gratuita para los ancianos bolivianos fue ratificada por el presidente del país con la Ley General de las Personas Adultas Mayores, promulgada el 1 de mayo de 2013.
La OPS señala que urge colocar el tema del envejecimiento en las políticas públicas.
En el caso de EE.UU., el consumo de fibra es de unos 15 gramos, contra los 22,4 y 28 recomendados para mujeres y hombres mayores de 51 años respectivamente.
Según un informe, esta población desconforme sería bajos o muy escasos recursos y residente en el conurbano bonaerense.
Las nuevas tecnologías e investigaciones en la medicina permiten acercarnos a la idea de retrasar el envejecimiento y en definitiva vivir más. El proyecto puede sonar futurista para muchos, pero en él ya se trabaja, en campos como la llamada gerociencia.
A partir de cierta edad, las personas pierden gradualmente fuerza y estabilidad, las articulaciones se debilitan y cada vez es mayor el riesgo de sufrir una caída y romperse la cadera para posteriormente producirse una reducción en la movilidad.