diabetes

diabetes

Un estudio publicado en el último número de la revista PLOS Genetics reportó una sorprendente diferencia entre dos grupos de moscas de fruta cuando se alimentan con dietas alternativas altas en proteínas y altas en carbohidratos.
Para eso crearon un dispositivo de uso automático e individual, que logra captar el estado de la retina.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.
La prevalencia de la diabetes tipo dos podría aumentar hasta un 62% en la región en el período 2020-2030.
Un nuevo estudio podría llevar al desarrollo de nuevas formas para controlar el avance de la enfermedad mediante el microbioma intestinal.
Un estudio encontró que el medicamento, Ultra Rapid Lispro, mejoró significativamente los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas en personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 y tenía un perfil de seguridad similar al de Humalog.
En el país, más del 50 % de la población, incluido niños y adultos, tiene sobrepeso u obesidad, que es un factor de riesgo relacionado.
Un estilo de vida más sano puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2. Y dos estudios recientes demuestran cómo bajar aún más este riesgo.
Las terapias para controlar la enfermedad podrían afectar los huesos de los pacientes.
En la isla, la industria biotecnológica produce medicamentos y equipamiento para no importar y atender a la población.
Más de un millón de personas en este país padece diabetes mellitus (DM).
Éste cubre los gastos médicos derivados de la diabetes mellitus tipo 2, además de proteger al asegurado en caso de accidentes o enfermedades catastróficas, como el cáncer.
Cerca de 1% de la población mundial es intolerante al gluten, y presentan problemas de salud con desórdenes relacionados con el gluten.
El uso de galato de epigalocatequina presenta una posible estrategia terapéutica para las heridas de estas personas.
Investigadores británicos y nigerianos revelaron que esta respuesta se asocia con la pronta y sostenida mejoría en el funcionamiento de las células beta pancreáticas, lo que pone en duda el punto de vista tradicional de que la función de las células beta se pierde de manera irreversible en los pacientes con diabetes tipo 2.
8.2 millones de vidas humanas se perdieron solo en 2016 por la diabetes inducida por polución.
La compañía considerará adquisiciones y asociaciones para ayudar a impulsar el rendimiento, dijo el martes un ejecutivo de la compañía.
Esto equivale a 1 millón 800 mil habitantes, según la última Encuesta Nacional de Salud.
Una investigación examinó datos sobre 102.633 hombres y mujeres que vivían en Finlandia, Francia, Suecia y el Reino Unido, que participaron en uno de siete estudios que examinaron la relación entre el estrés laboral y la mortalidad.