investigación

investigación

Los resultados sugieren que tanto la soledad crónica como la transitoria ejercen un efecto negativo.
Los movimientos siguen lo hecho por la compañía en 2006, cuando estableció el Instituto de investigación de biomédica de China Novartis en Shanghai.
Thomas C. Südhof dijo en una presentación en México que " la población debe asimilar que la vida se basa en la ciencia".
Se sospecha del mal uso de recursos fiscales en un proyecto que tiene asignado cerca de US$ 46,5 millones.
La mayoría de las investigaciones del cerebro humano sobre los trastornos del estado de ánimo se han basado en estudios en los que los participantes están en un escáner de resonancia magnética funcional y observan imágenes perturbadoras o escuchan historias tristes.
Esto, después de que un profesor asociado publicara videos en YouTube afirmando haber modificado los genes de unas gemelas nacidas a principios de mes, y defendiera la ética de su trabajo.
Según un estudio de la U. de California del Sur, los comportamientos relacionados al síntoma incrementan con el uso de los dispositivos.
La miembro del Human Brain Project explica los avances actuales en el área y los frutos del proyecto.
Randy Schekman critica las publicaciones y su medición de "factor de impacto", que asegura mide más popularidad que conocimiento.
Con la medida, el Ministerio de salud espera fortalecer la prevención de la enfermedad.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.
Reducir la cantidad de comprimidos, espaciar la toma de medicamentos, mejorar las vacunas preventivas, volver las células resistentes y atacar los reservorios donde se "esconde" el virus, son algunas líneas en las que se trabaja.
Las científicas que estudian el desarrollo de tumores reciben tan solo el 31% de las becas destinadas a este campo, según un estudio realizado con datos de organismos británicos.
En la institución, se estudian cientos de encéfalos provenientes de donantes de toda la región en busca de mejores diagnósticos para enfermedades neurológicas.
La contribución económica tendrá una vigencia de un año, pero podría prorrogarse por los avances de la investigación.
En Europa, solo 8 de los 28 países de la Unión Europea poseen al menos un 40% de mujeres investigadoras.
Hay unos 300 millones de personas en el mundo que sufren depresión, que puede ir acompañada de un apetito alterado y patrones de sueño no saludables. La depresión grave se considera un trastorno del estado de ánimo.
Según informa la cadena británica BBC, la empresa revisará sus proyectos de investigación sobre enfermedades psiquiátricas y la medida costará el trabajo a unas 300 personas, que participaban en el descubrimiento para tratar estas enfermedades.
Los requisitos generales salvaguardarán el interés de los donadores y promoverán el desarrollo estandarizado del sector.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.