tabaco

tabaco

En el informe más reciente sobre la epidemia global de tabaquismo, el organismo internacional dijo que cerca de 4.700 millones de personas, o 63% de la población mundial, están cubiertas hoy por al menos una medida integral de control del tabaco.
Aunque para muchos pueda significar algo peligroso y polémico, sustancias como la Ayahuasca podrían convertirse en una alternativa para pacientes con depresión grave y que hasta el momento no han podido encontrar una solución real en los tratamientos convencionales.
Esto ante las negativas cifras que hablan de un 40% de adolescentes que ha probado tabaco alguna vez, mientras que uno de cada cuatro lo consume de manera habitual.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.
Se trata del iQOS, mejor conocido como el tabaco sin humo y que promete generar menos efectos dañinos para la salud.
La medida quiere atacar el efecto de los años académicos como inicio en el consumo de tabaco, ha incluido la consultas a la comunidad y talleres para quienes deseen dejar atrás el vicio.
Investigadores describen cómo el sobrepeso y la obesidad contribuyen al síndrome metabólico, que afecta a 1 de cada 3 adultos y a cerca del 40% de los adultos de 40 años o más.