apple

apple

Así lo demostró un nuevo estudio realizado por Eli Lilly que permitió encontrar diferencias en los usos de los usuarios con deterioro cognitivo.
Aunque la implementación de AirPods (auriculares inalámbricos) lleva varios años, la semana pasada más de 250 científicos internacionales firmaron una alerta en la cual aseguran que esta tecnología podría estar emitiendo radiación peligrosa para el cerebro.
El nuevo dispositivo contará con decenas de sensores piezoeléctricos.
Alphabet, Amazon, Apple y Microsoft han dado pasos para introducirse en este sector.
Un grupo de investigadores analizaron 599 aplicaciones sobre cáncer de mama encontradas en las tiendas de Apple y Google y ha llegado a la conclusión de que la mayoría se desarrolla sin criterio médico.
Todos los datos médicos de los clientes serán encriptados y almacenados de forma local en el iPhone.
Jana, un accionista activista líder, y CalSTRS, uno de los mayores planes de pensión privada de Estados Unidos, enviaron una carta a Apple el sábado pidiéndole que evalúe crear un software que permita a los padres limitar el uso de los teléfonos en los niños, reportó el Wall Street Journal.
Utilizarán una aplicación del Apple Watch para detectar signos cardíacos.
La oferta de Novartis representa una prima de un 47% sobre el precio de AAA.
Debido a la posibilidad de revisiones largas, las empresas como Apple y Fitbit han sido reacias a entrar directamente en el territorio regulado por la FDA.
En 2010 la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos) reveló un estudio que ponía los pelos de punta: la superficie táctil de estos dispositivos contenía 18 veces más microorganismos que un inodoro público. Y peor: el 33% de las bacterias quedaban impregnadas en las yemas de los dedos.
La EMA dijo que su Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP por su sigla en inglés) había recomendado el producto, llamado Lutathera, lo que allana el camino para su aprobación en pocos meses.
El movimiento aún no es anunciado por la compañía, pero se espera que un grupo de ingenieros biomédicos comiencen a trabajar en una oficina indefinida en Palo Alto, California, cerca de la sede corporativa.