Isapre

Isapre

Con el cierre de los registros y el inicio del proceso de liquidación de garantía de la antigua y ahora ex Isapre Masvida, la Superintendencia de Salud realizó el pago de licencias y reembolsos, que en total ascienden a más de 6 mil 100 millones de pesos (US$ 9,5 millones).
Este lunes se cumplieron los ocho meses de plazo que estableció la Superintendencia de Salud a la administración provisional llevada a cabo por el interventor, Robert Rivas, con el objetivo de que la exisapre Masvida lograra saldar sus compromisos con al menos 500 mil afiliados; todo a raíz de la crisis financiera en que se encuentra desde hace meses.
Por siete votos a favor y seis en contra, la comisión que investiga irregularidades en los organismos fiscalizadores por la crisis de la isapre Masvida, despachó a la sala las conclusiones del informe elaborado por la presidenta en la instancia, la socialista Jenny Álvarez.
Tras meses desde solicitada la reorganización judicial, fue finalmente aprobado el acuerdo entre el interventor de la isapre Masvida y los 984 acreedores que dejó la empresa y que participaron del proceso ante el Segundo Juzgado Civil de Concepción.
Las deudas se estiman en 145 mil millones de pesos (US$ 231,9 millones). El interventor Robert Rivas se mostró seguro del proceso que permita concretar el negocio con Nexus, empresa que adquirió la isapre.
El organismo puede frenar la acción que persigue la compañía en el Primer Juzgado Civil de Concepción, luego de la presentación de uno de los acreedores de la isapre, denunciando la inconstitucionalidad del procedimiento.
El próximo martes los tribunales se pronunciarán sobre la reorganización judicial de Masvida en Chile, proceso que busca despejar el camino para completar la adquisición de la isapre por parte de Nexus y que debería llevar al grupo a inyectar los 27 mil millones de pesos (US$ 42,6 millones) comprometidos.
Esto, luego de que el presidente de Empresas Masvida (EMV), David Medina, afirmara que el recinto ubicado en Providencia necesita al menos 700 millones de pesos (cerca de US$ 1 millón) para continuar su funcionamiento o deberá cerrar sus operaciones a fines de septiembre sin poder pagar los sueldos de más de 630 trabajadores y 200 médicos.
El pacto de exclusividad para las negociaciones se extenderá hasta mediados de noviembre, detalló la firma chilena al regulador local la noche del viernes.
Fue presentada la querella de una de las sociedades accionistas de empresas Masvida, pidiendo al Ministerio Público investigar los delitos de fraude y prevaricación a partir de la venta de la Isapre al holding Nexus.
Según el presidente de la compañía, David Medina, están en conversaciones con cinco interesados en adquirir la totalidad o parte del holding.
Según el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Fernando Barraza, el organismo fiscalizador está todavía en el proceso de recopilación de antecedentes para poder decidir si va a interponer o no querellas en caso de que existieran delitos tributarios.
Son miles de millones de pesos los que la aseguradora adeuda no sólo a afiliados, sino también a bancos y clínicas privadas, compromisos que se esperaba que fueran saldados con inmuebles de propiedad de la compañía avaluados en cerca de US$ 12,1 millones.
El centro médico presentó un recurso de protección contra Robert Rivas, denunciando la incertidumbre en que quedó la deuda que la isapre tiene con la clínica y que se agudiza con la reorganización judicial iniciada en el Primer Juzgado Civil de Concepción.
El libelo puso en antecedentes del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, algunos hechos que darían cuenta de la entrega de estados financieros maquillados por parte de la antigua gerencia de la isapre.
En total, son más de 1.500 empleados de la antigua Masvida, que deberán firmar nuevos contratos de trabajo para la nueva aseguradora.
En la indefensión se siente un grupo de pacientes de la isapre, que en la actualidad están hospitalizados en sus hogares, gracias a un acuerdo extracontractual al que llegaron con la aseguradora.
El exgerente de finanzas de isapre Masvida presentó una millonaria demanda laboral contra la aseguradora.
Radio Bío Bío accedió a unas cartas enviadas en septiembre de 2016 por la auditora externa a la isapre y otras empresas del holding, donde ya les advertía sobre serias inconsistencias en sus estados financieros.