parkinson

parkinson

Es la primera vez que se comprueba cómo detectar de forma precoz enfermedades neurodegenerativas como el párkinson.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.
El descubrimiento de respuestas inmunitarias en genes presentes en dicha patología neurodegenerativa plantea la posibilidad de que la muerte neuronal pueda ser tratada con inmunoterapia.
En un estudio pre-clínico investigadores lograron descubrir cómo logran conectarse estas bacterias con el cerebro. Se especula que un agente en el intestino podría interferir con la alfa-sinucleína, deformándola, e iniciando el mal.
Los resultados de un estudio reciente muestran cómo algunos de los compuestos consiguen aumentar la capacidad motora de las moscas y reducir el estrés oxidativo que sufren las células.
El centro de investigación Living Cell Tecnologies, Nueva Zelanda, está implantando estas células en cerebros de personas que sufren esta enfermedad. La idea es estimular el crecimiento de dopamina, sustancia encargada de controlar el movimiento.
Descubrimiento sugiere que el tratamiento exitoso de una enfermedad podría funcionar para las otras dos.
Gracias a un sistema de vibración,el dispositivo “engaña” al cerebro y permite escribir reduciendo el efecto de los temblores.
Equipo de investigadores brasileños descubrió que, en dosis bajas, disminuye drásticamente acumulación de placas protéicas involucradas en la enfermedad hoy incurable.
El monto, cercano a los US$ 402.947, permitirá al equipo de Claudio Hetz crear terapias prototipos que frenen la enfermedad.
En la actualidad, estudiar el tejido cerebral humano vivo es difícil o imposible debido a preocupaciones éticas.
La neuróloga de Clínica Somno, Victoria Cargioli, señala que “en muchos pacientes con enfermedad de Parkinson, los trastornos del sueño comienzan mucho antes que los síntomas motores.
Las nuevas tecnologías e investigaciones en la medicina permiten acercarnos a la idea de retrasar el envejecimiento y en definitiva vivir más. El proyecto puede sonar futurista para muchos, pero en él ya se trabaja, en campos como la llamada gerociencia.
Muhammad Ali sufría de Parkinson al igual que el presidente estadounidense Theodore Roosevelt y el artista Salvador Dalí. Al principio, se trata de una enfermedad silenciosa y con el tiempo, con síntomas bien visibles.
El Parkinson afecta a una de cada 1.000 personas en todo el mundo. A pesar de ser la segunda patología neurodegenerativa en mayores, los tratamientos siguen sin dar buenos resultados.