superbacterias

superbacterias

El país busca medidas para contener el rápido incremento de la resistencia antimicrobiana de los carbapenemas, los antibióticos más poderosos.
Se trata de la primera vez que se ha logrado utilizar este tipo de terapia con éxito contra la "mycobacterium abscessu.
Según la ONU, si no se toman medidas, para 2050,  10 millones de muertes serán causadas por la resistencia a antibióticos.
Una investigación de la Universidad Northwestern (UN) encontró que las duras condiciones en la Estación Espacial Internacional (EEI) no están haciendo que las bacterias muten para convertirse en superbacterias peligrosas y resistentes a los antibióticos.
El descubrimiento fue hecho en 2015, pero solo ahora se anuncia. En todos estos años no se produjeron enfermedades vinculadas a esta bacteria.
Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.
El problema de la resistencia a los antimicrobianos ha aumentado en los últimos años por la aparición de bacterias resistentes a múltiples medicamentos.
El organismo internacional indica que detener el incremento de infecciones mortales provocadas por superbacterias podría costar solo US$ 2 por persona al año.
Un equipo de investigadores australianos redujo la mortalidad en pacientes al tratar cepas resistentes de Klebsiella y E. coli.
La investigación a cargo de la Universidad Nacional de Trujillo busca un medicamento para eliminar una bacteria resistente a la penicilina.
Científicos de la Universidad de Indiana, Estados Unidos, registraron por primera vez en video este fenómeno.
Los especialistas estiman que alrededor del 70% de las bacterias ya son resistentes a al menos un antibiótico que se usa comúnmente para tratarlas.
Además, está alimentando la evolución de "superbacterias" que no responden a las medicinas modernas, según un nuevo informe.
Científicos descubrieron un mecanismo molecular que podría ayudar a desarrollar nuevos fármacos.
Científicos han diseñado nuevas moléculas capaces de fulminar la resistencia a los antibióticos convencionales.
La humanidad corre el riesgo de ser atacada por superbacterias integradas por más de un solo tipo de bacteria, y probar diferentes antibióticos para controlar una de estas superbacterias bien podría animar a otras que se encuentren acechando en las cercanías, se indicó en un estudio de la Universidad de Michigan (UM).
Los fondos serán entregados por Innovative UK del Reino Unido y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China.
Los microorganismos resistentes a antibióticos necesitan readaptar sus procesos metabólicos para no perder capacidad de supervivencia.
Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.