Venezuela

Venezuela

La escasez de medicinas y equipos, junto a la falta de agua y energía, sumado a la migración de personal médico por los bajos salarios, golpean al sector salud de la nación OPEP, que enfrenta una arraigada hiperinflación y su quinto año de recesión.
El país proporcionará 12.000 dosis, suficientes para proporcionar un año de medicación a 1.000 inmigrantes.
35 mil venezolanos cruzan la frontera con Colombia cada día. La mayoría, en busca alimentos, y otros en busca de atención médica
La misión empezará a prestar sus servicios médicos el próximo martes y continuará hasta el domingo, tiempo en el que prevé realizar 12 cirugías diarias a bordo del barco.
La asistencia ha sido distribuida en 24 centros de salud en 16 estados del país, con el objetivo de beneficiar a 650.000 personas en el año.
La organización también destacó que Venezuela es uno de los países en peor situación combatiendo la enfermedad.
Los migrantes que han salido tras la crisis del país han pasado meses sin los tratamientos para la enfermedad y buscan las opciones para retomarlos.
Mujeres y bebés están muriendo en el país y hay muchas enfermedades debido a un sistema de salud colapsado y una grave escasez de alimentos, dijeron investigadores.
En Venezuela, Naciones Unidas estima que cerca de un cuarto de la población -unos siete millones- necesita ayuda humanitaria, según un informe interno que muestra un aumento de la desnutrición y las enfermedades en consonancia con el deterioro de las condiciones de vida en el país.
Médicos y enfermeras en Venezuela se tienen que defender de un Estado que en vez de mandar medicamentos, envía milicias armadas a sus hospitales.
No solo están resurgiendo enfermedades infecciosas como la malaria, sino que existe el peligro de su propagación a otros países.
En un estudio publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases, investigadores afirman que es posible que las epidemias se propaguen más allá de las fronteras de Venezuela, lo que podría causar una emergencia sanitaria a nivel regional.
En países vecinos, la atención médica de emergencia llega a sus límites, dice Andreas Lindner, representante del organismo en Bogotá.
En total, son 933 toneladas, informó el ministro de Salud del país, Carlos Alvarado.
Con batas blancas y llevando una enorme bandera venezolana, los médicos -y algunos pacientes- marcharon desde San Antonio, en el limítrofe estado Táchira, a Cúcuta, en el colombiano departamento de Norte de Santander, clamando por "medicinas para Venezuela".
La agencia está trabajando junto a la Cruz Roja Nacional de Venezuela principalmente en proyectos de salud y no ha tomado partido en el conflicto político entre el presidente Nicolás Maduro y el líder de la oposición Juan Guaidó, dijo Maurer.
Desde 1950, Venezuela experimentó un "significativo declive" de la mortalidad infantil, pero esa tendencia "puede haber sido revertida por la reciente crisis económica y el incremento de enfermedades infecciosas y parasitarias", indica un estudio publicado por la revista científica británica The Lancet Global Health.
El presidente Maduro informó que el incendio había generado pérdidas por más de US$ 40 millones.