Gestión Hospitalaria

Gestión Hospitalaria

Además, abrió una infraestructura de apoyo a la urgencia para la atención primaria segregada de pacientes con síntomas de COVID-19, trabajo que fue desarrollado por estudiantes, académicos y funcionarios.
Muchos centro asistenciales han tenido que adaptarse a las nuevas urgencias médicas surgidas por los nuevos brotes del virus. Esto, sucede no sólo en Estados Unidos, sino en toda América Latina.
Estas son algunas de las principales conclusiones extraídas de la VI Oleada de la 'Encuesta sobre la situación de la profesión médica en España', promovida por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos.
El gobierno chileno pidió al sistema privado de salud que doblaran su capacidad de habilitación de sus camas críticas.
El escudo fue diseñado por la EA USS y prototipado en conjunto con el equipo clínico a cargo de la emergencia sanitaria del Hospital San Juan de Dios, por lo que cuenta con las características requeridas para proteger al personal de salud y a los pacientes.
En un estudio que publican en la revista 'Physics of Fluids', los investigadores han examinado el tiempo de secado de las gotas respiratorias de sujetos infectados con COVID-19 en varias superficies en seis ciudades de todo el mundo.
Para muchas mujeres, como la autora de este reportaje, las incertidumbres sobre la pandemia se suman a las del embarazo. ¿Qué sabe la ciencia de los efectos de la COVID-19 en las gestantes? Lo único que parece confirmado es que no se transmite de la madre al feto y que el parto vaginal es seguro.
La causa principal de muerte para los pacientes con COVID-19 replica la forma en que la pandemia de gripe de 1918 mataba: los pulmones se llenan de líquido y esencialmente se ahogan por el síndrome de dificultad respiratoria aguda.
Aunque todavía se están reclutando a los participantes, los resultados indican que el tipo de sangre 0 parece que protege frente al nuevo coronavirus.
Algunos científicos han propuesto como alternativa a las cuarentenas y el aislamiento social la posibilidad de reorganizarnos en pequeños grupos para mantener una baja tasa de contagios sin perder el contacto social, vital para la salud mental y la economía.
Tener periodos de sueño y de descanso inferiores a los recomendados puede afectar la salud, con impactos directos en el rendimiento físico y emocional de las personas. ¿Cómo hacer para que la realidad que vive el mundo no nos desvele?
La presentación clínica de COVID-19 varía de un paciente a otro y, por lo tanto, comprender la susceptibilidad genética individual a la enfermedad es vital para el pronóstico, la prevención y el desarrollo de nuevos tratamientos.
La carrera por encontrar una terapia preventiva contra la COVID-19 se ha olvidado de su aceptación social. Mientras los científicos trabajan contra el reloj en el fármaco, algunos investigadores advierten de las reticencias de un amplio espectro de la población, no solo los antivacunas.
De acuerdo a estudio realizado por Ipsos, en la crisis sanitaria, los chilenos confían un 64% en la preparación del personal médico para atender a las personas contagiadas, mientras que los niveles de confianza más bajos se encuentran asociados a las acciones del gobierno y de los ciudadanos.
Expertos apuntan a que, desde el punto de vista de la transmisión alimentaria, no hay pruebas de que los alimentos puedan ser una fuente o una vía de transmisión del virus.
Un nuevo tratamiento combinado logra inhibir el crecimiento tumoral, reducir la metástasis y disminuir la toxicidad del fármaco navitoclax en ratones con cáncer de mama triple negativo.
El estudio en la principal revista médica del país, Nederlands Tijdschrift Voor Geneeskunde, siguió el progreso de la enfermedad en 54 familias, incluidas 227 personas en total.
En el plano emocional, experta indica que la imposibilidad de tener contacto físico con los nuestros, de hacer las actividades de ocio que nos gustaban, y en muchos casos de seguir con un trabajo que nos gustaba y llenaba, hace que tengamos muchos altibajos que ya estamos experimentando.
Los resultados muestran que la tasa de letalidad de enfermos de cáncer que también padecen coronavirus es del 13%.
La salud propia y la de tus allegados, la adaptación al teletrabajo o las dificultades económicas del paro. En este escenario de tanta incertidumbre es necesario hacer una reflexión. Es duro, pero solo queda salir adelante.