EE.UU.: Médicos y enfermeras, entre cientos de personas acusadas de fraude sanitario de US$ 1.300 millones

Más de 400 han sido denunciadas de estafar a Medicare y a otros programas federales de salud, y muchas están siendo inculpadas ​​de distribuir ilegalmente opioides y otros estupefacientes, dijo el jueves el Departamento de Justicia de ese país.
Reuters Health

Más de 400 personas, entre ellas doctores y enfermeras, han sido acusadas de defraudar a Medicare y a otros programas federales de salud por US$ 1.300 millones, y muchos están acusados ​​de distribuir ilegalmente opioides y otros estupefacientes, dijo el jueves el Departamento de Justicia de EE.UU.

Un total de 412 personas, entre ellas casi 115 doctores, enfermeras y otros profesionales médicos, han sido acusados ​​en la amplia acción de aplicación de la ley, la más grande jamás realizada por la Medicare Strike Force (grupo anti fraudes), dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

Más de 120 personas fueron acusadas de prescribir ilegalmente y distribuir opiáceos y otros narcóticos peligrosos, acusaciones que ocurren cuando aproximadamente 91 estadounidenses mueren diariamente por sobredosis relacionadas con opioides.

"Demasiados profesionales médicos confiables como doctores, enfermeras y farmacéuticos han optado por violar sus juramentos y poner la codicia por delante de sus pacientes", dijo el secretario de Justicia, Jeff Sessions, en la declaración. "Sorprendentemente, algunos han convertido sus prácticas en empresas criminales de varios millones de dólares".

Los acusados ​​participaron en esquemas que facturaron a Medicaid, Medicare y TRICARE -que sirve a militares, veteranos y sus familias- por drogas y tratamientos innecesarios que a menudo nunca fueron proporcionados, dijo el Departamento de Justicia. Medicaid y Medicare proveen cuidado de salud para los pobres y los ancianos.

En muchos casos, los proveedores de salud pagaron dinero en efectivo a los pacientes y a otros a cambio de datos médicos que les permitirían presentar facturas fraudulentas a Medicare, dijo el Departamento de Justicia.

Además de los cientos de acusados, el Departamento de Salud y Servicios Humanos ha iniciado procedimientos de suspensión contra casi 300 proveedores de servicios médicos, incluyendo médicos, enfermeras y farmacéuticos, dijo el Departamento de Justicia.

Comentarios