EE.UU.

EE.UU.

El glifosato, introducido en el mercado a mediados de los años 1970, fue clasificado como un "probable cancerígeno" en 2015 por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIRC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Por ley los estudiantes del estado de Oregón podrán faltar cinco días a clase, cada tres meses, para cuidar su salud mental.
Según una publicación de la American Heart Association, un número significativamente mayor de pacientes sufren un paro cardíaco en los centros médicos de ese país.
Según las últimas estadísticas oficiales, el número de jóvenes de ese país que usan cigarrillos electrónicos aumentó en un millón y medio en 2018.
El país se encuentra polarizado desde que varios estados aprobaron legislaciones que restringen esta práctica
La compañía dijo que cobraría US$ 2,125 millones por la terapia, el medicamento de mayor precio en el mercado hasta el momento.
Se trata de un estudio que realizará la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, para tratar a 18 pacientes con cáncer.
Desde que se observara por primera vez en 2017 en la costa este de EE UU, la garrapata asiática de cuernos largos no ha dejado de invadir nuevos territorios y ha llegado al estado de Nueva York.
El jurado determinó que la empresa fue "negligente" al no hacer lo suficiente para advertir a los usuarios del riesgo potencialmente cancerígeno de "Roundup", que contiene glifosato.
Se trata del segundo veredicto culpando al glifosato de Monsanto de provocar cáncer después de que un jurado estatal en California condenara el año pasado a la compañía a pagar 289 millones de dólares –reducido luego a 78– a un jardinero expuesto al producto.
Tecentriq de Roche se ha quedado atrás con las inmunoterapias Keytruda de Merck y Opdivo de Bristol-Myers Squibb en áreas de tratamiento como el cáncer de pulmón.
Desde 2016, el fentanilo, una sustancia opioide sintética producida en laboratorios, reemplazó a la heroína como la principal droga culpable de las muertes por sobredosis en Estados Unidos.
El nuevo precio de lista para Praluent será de US$ 5.850 por año, igual al precio establecido por Amgen cuando bajó el precio de lista de su medicamento competidor, Repatha, en octubre.
Esto representa un incremento del 147% en relación con 2015, según proyecta un estudio que simuló la crisis aun mayor que se avecina por el abuso de analgésicos.
Lilly, junto con otros importantes fabricantes de insulina como Sanofi SA y Novo Nordisk, han estado bajo una creciente presión de pacientes y políticos por el costo del tratamiento para la diabetes.
Durante su discurso ante el congreso, el presidente norteamericano informó que piensa acabar con el SIDA en Estados Unidos en un plazo no mayor a una década.
Merck & Co Inc., también planea declarar. Las otras compañías invitadas a enviar ejecutivos son AbbVie Inc, AstraZeneca Plc, Bristol-Myers Squibb Co, Johnson & Johnson y Sanofi SA.