médicos

médicos

En el país existen 45 universidades que ofrecen la carrera de formación médica con aproximadamente 35.000 estudiantes.
Los cerca de 8.000 profesionales de la isla dejaron de ser parte del programa "Más Médicos" luego de que el presidente brasileño anunciara pruebas obligatorias para los médicos extranjeros.
Además, el 68% de especialistas aseguró que Internet no es un lugar seguro para buscar información sobre salud.
Los profesionales remarcaron la relación de respeto que debe existir de ambas partes a la hora de atender a las personas.
Se espera que aproximadamente 20.000 personas se gradúen como médicos generalistas en 2019.
Un nuevo estudio encontró que aquellas con más responsabilidades en el hogar piensan más en cambiar de carrera profesional.
Si un día dejaran de trabajar los cerca de 25.000 residentes activos, los hospitales con especialidades y el sistema de salud pública simplemente colapsarían.
El gobierno de ese país acusa a la farmacéutica suiza de pagar millones de dólares en sobornos a los médicos para que receten sus medicamentos.
El secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (SIRMES), Fernando Romero, confirmó la medida de presión y advirtió que la falta de pago pone en riesgo los servicios de salud.
Con batas blancas y llevando una enorme bandera venezolana, los médicos -y algunos pacientes- marcharon desde San Antonio, en el limítrofe estado Táchira, a Cúcuta, en el colombiano departamento de Norte de Santander, clamando por "medicinas para Venezuela".
Aunque muchos títulos profesionales entregados por las universidades no hacen la distinción de género, la Academia dice que están errados.
Esta nueva condición para los nuevos médicos será aplicada desde marzo de este año.
Los médicos y las clínicas podrán entonces informar de forma pública -por ejemplo en sus sitios web- que realizan abortos. Al mismo tiempo, deberán hacer referencia a información adicional de instituciones neutrales, por ejemplo, mediante enlaces en sus páginas en Internet.
A finales del año pasado, el gobierno cubano anunció su salida del programa Más Médicos por discrepancias con el nuevo gobierno brasileño.
En 2018, un total de 62.000 médicos residentes se presentaron a las pruebas de aptitud profesional.
El Ministerio de Salud advirtió que quienes tenían esta práctica podrían ser destituidos de sus cargos.
Así lo señaló el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó la participación de Cuba en un programa de salud del gobierno, y dijo que los médicos cubanos estaban siendo utilizados como "trabajo esclavo" porque La Habana se quedaba con el 75% de sus salarios.