patentes

patentes

Un juez federal anuló el miércoles el veredicto de un jurado estadounidense que exigía que Teva Pharmaceutical Industries Ltd pagara a GlaxoSmithKline Plc más de US$ 235 millones por infringir una patente que cubría su medicamento para la presión arterial, Coreg.
Con la medida, la patente de la compañía no podría ser discutida por la inmunidad de la tribu.
El fallo se produjo en una demanda presentada por Mallinckrodt contra la empresa de gases industriales Praxair Inc, que buscaba comercializar una versión genérica de Inomax.
Un jurado federal encontró que Teva violó voluntariamente la patente al vender una versión genérica del medicamento con una etiqueta que indica que podría ser utilizado para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca crónica.
En 1992 la Oficina Europea de Patentes rompió un tabú al registrar la primera patente para ratones criados solo para la investigación del cáncer. Hoy hay cientos de ellas.