Sanofi

Sanofi

El acuerdo le da a Sanofi acceso a un total de ocho de los llamados nanomedicamentos de Ablynx, que se derivan de anticuerpos de camello y llama. El foco está en el desarrollo de productos para tratar las enfermedades inflamatorias inmunomediadas, dijeron las compañías.
Bajo los términos del acuerdo, la compañía francesa pagará además hasta US$ 100 millones por el logro de ciertos hitos.
La compañía siguió los movimientos de Merck & Co, Johnson & Johnson y Sanofi con un acuerdo para utilizar esta tecnología.
El éxito inesperado de una droga ya existente, aplicable ahora a la aterosclerosis inflamatoria, podría cambiar el paradigma del tratamiento post ataques cardíacos.
La decisión acortará cuánto tiempo los fabricantes de marcas de medicamentos biológicos pueden mantener a los biosimilares fuera del mercado.
Los medicamentos convencionales todavía representaban el 70% de los 100 medicamentos más vendidos en todo el mundo antes de 2010, pero que se calcula que la proporción se reducirá al 50% en 2022.
Empresas se focalizan ahora en productos que se acogen a revisión acelerada como enfermedades raras, diferentes tipos de cáncer y antiinfecciosos, dedicando menos recursos a programas que requieren una diferenciación rigurosa en ensayos de Fase III.
La FDA ha aprobado 21 fármacos en lo que va del año y la EMA 42, en comparación con nueve y 31 en el mismo período de tiempo en 2016, respectivamente.
La droga benralizumab competirá con Cinqair de GlaxoSmithKline y Cinqair de Teva, dos nuevos medicamentos de anticuerpos para el asma severa.
El CEO de Sanofi indicó que intentarán que las subas no superen el 5,4% para la mayoría de sus drogas en 2017. Y que revelarán los incrementos agregados de precios brutos y netos, llamando a que el resto de la industria los imite.
La promesa de precios va un paso más allá de las medidas tomadas por un número de otras grandes compañías farmacéuticas que se han comprometido a mantener los aumentos de precios en 2017 por debajo del 10%.
Por Xavier Ginebra Serrabou, Maestro y Doctor en Derecho de la competencia, profesor, investigador de la UAEM y socio del área de Competencia, Protección de datos y consumidores del despacho Jalife& Caballero.
La Glargina U300, insulina de acción de 24 horas de la farmacéutica francesa Sanofi, aparece clasificada por la Cofepris como medicamento biotecnológico, será comercializada como Toujeo.
El estudio es la primera iniciativa de Project Baseline y podría abrir nuevas formas de enfrentar la prevención más que el diagnóstico y la cura de enfermedades.
Las ventas farmacéuticas se vieron afectadas principalmente por una demanda menor a la esperada de su anticoagulante Xarelto, el fármaco contra el cáncer Zytiga y los tratamientos autoinmunes Simponi y Stelara.
El movimiento aún no es anunciado por la compañía, pero se espera que un grupo de ingenieros biomédicos comiencen a trabajar en una oficina indefinida en Palo Alto, California, cerca de la sede corporativa.
En la visión del ejecutivo Ripley Ballou, la producción debe centrarse en la tecnología de plataforma.
México era el único país que faltaba por recibir la aprobación para poder finalizar el acuerdo de intercambio estratégico.
Estudios epidemiológicos del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, señalan que 8,6% de los adolescentes que vive en la capital peruana, en algún momento de su vida han tenido un episodio depresivo.
Cuenta con un capital inicial de tres millones de yuanes (US$ 435.000) y fue recaudado conjuntamente por las instituciones de prevención y tratamiento de enfermedades raras en la ciudad y farmacéuticas como Sanofi.