anticonceptivos

anticonceptivos

Un nuevo estudio asegura que la inclusión de estos métodos en el debate por el cambio climático es esencial.
El desabastecimiento del fármaco ha sido informado por usuarias en Medellín, Cali y Bogotá.
Algunos actores del sistema temen que con esta estrategia puedan evadir la regulación de precios. Las compañías dicen que su objetivo es otro y que seguirán ateniéndose a la norma.
De acuerdo a el editorial de la última edición del “British Medical Journal” estos efectos de las pastillas han sido descuidados.
Por Raymundo Canales de la Fuente, para Excélsior.
Con la medida que regulará su costo solo a unos días, algunas de estas medicinas han elevado su precio considerablemente.
Aunque la medida fue anunciada el 4 de agosto, la entidad tuvo que reafirmarla luego de la presión de las farmacéuticas involucradas.
El 19,5% de los nacimientos del 2017 correspondió a madres adolescentes que tenían entre 10 y 19 años. La Organización Mundial de la Salud considera ese rango como parte de la población adolescente.
Además de estos medicamentos, el Ministerio de Salud regulará otros 840 fármacos.
La entidad asegura apoyar la regulación del Ministerio de salud, pero sus argumentos siguen siendo polémicos.
La venta de estos productos es una de las principales fuentes de ingresos de la organización cuyo rol es promover la salud sexual de las mujeres.
La propuesta del Ministerio de Salud para reducir el valor de estos medicamentos tiene molesto al gremio farmacéutico. Laboratorios como Bayer y Abbott han protestado e, incluso, ha habido presiones de la Embajada de EE.UU.
La UNAM indicó que es un mito que por falta de información no usen anticonceptivos, pues el 90% de los adolescentes los conoce; el problema es el acceso o desconocimiento de su uso.
El Fondo de la Población de las Naciones Unidas (UNFPA) publicó su informe anual “Estado de la Población Mundial 2017”, enfocado en la salud y los derechos reproductivos.
Las mujeres de entre 15 y 19 años son las que menos utilizan métodos de este tipo, según los resultados de la más reciente Encuesta de Demografía y Salud (Edsa 2016).
Un nuevo gel que baja la producción de espermatozoides y mantiene los niveles de testosterona sanos en el hombre,está por empezar sus pruebas clínicas.