cáncer de mama

cáncer de mama

Pinkboli, creado en México, tiene sabor a frutas y verduras, es rico en vitamina A y C y contiene un alto aporte proteico
Las terapias que se administran para esta enfermedad pueden tener secuelas físicas, psíquicas y psicosociales en las pacientes, incluso años después de terminar el tratamiento.
Por Maribel R. Coronel, Periodista en temas de economía y salud.
El tratamiento aumentaría el riesgo de la enfermedad el doble de lo que se había estimado anteriormente.
Se trata de una molécula llamada talazoparib, que casi duplicó la sobrevida libre de progresión de la enfermedad (que pasó de 5,6 meses a 8,6 meses) en pacientes con un subtipo de cáncer de seno.
Estas terapias ayudan a dirigir los medicamentos específicamente al tumor, generando menos toxicidad y efectos secundarios.
En 2015, aproximadamente 304.000 mujeres en China fueron diagnosticadas con cáncer de mama, lo que representa el 17% de todos los casos de cáncer recién diagnosticados entre las mujeres, aseguran las estadísticas del Registro Nacional Del Cáncer de China.
El fármaco para el cáncer de mamá tuvo US$ 235 millones en ventas en 2018, muy por detrás de los US$ 4.100 millones de la competencia de Pfizer.
En el Perú se detectan diez casos de mujeres con cáncer de mama y cada día mueren cuatro por la misma enfermedad.
En un nuevo estudio, se encontró que muchas pacientes se endeudan para costear el tratamiento, mientras que otras pierden sus empleos por la enfermedad.
Hasta ahora, la única medida preventiva contra la enfermedad ha sido la extirpación quirúrgica del tejido.
Según una nueva investigación, los niveles de epinefrina alterados por el estrés crónico podrían ser un factor.
Investigadores españoles han creado un modelo estadístico capaz de calcular la probabilidad de generar un nuevo cáncer.
Ésta brindará atención a más de un millón 200 mil mujeres, con la finalidad de reforzar la prevención y atender con servicios de calidad a las mexiquenses que padecen esta enfermedad.
Investigadores españoles han liderado un estudio que certifica la importancia de la presencia de un tipo concreto de linfocito en el éxito de los tratamientos antitumorales en el cáncer de mama HER2 positivo.
La prueba podría diagnosticar tan bien el cáncer de mama como una mamografía, una ecografía o una tomografía de resonancia magnética.
En el país, el 15% de los casos de mujeres que presentan cáncer de mama tiene su origen en la herencia genética y, entre más temprana sea es edad en que se manifieste dicha enfermedad, los tumores son más agresivos.
Según el estudio que encontró la relación, el mismo grupo también presentaría menos riesgo de morir por la enfermedad.
Un estudio, publicado en la revista Cancer Cell, reporta el agente terapéutico que bloquea dos de los principales caminos por los que el cáncer de mama crece y migra desde el tumor principal para propagarse a otros órganos del cuerpo.
Se trata de una nueva técnica de ultrasonido, más compacto y asequible que la técnica de las imágenes por resonancia magnética.