CRISPR

CRISPR

Las investigaciones se suceden vertiginosamente, pero ¿es tan importante como se dice? ¿Cuáles son sus aplicaciones? ¿Puede usarse ya para tratar alguna enfermedad?
El científico fue quien descubrió cómo las bacterias utilizan CRISPR en defensa propia, cortando el ADN de sus invasores.
Muchos hoy se están preguntando si está bien modificar los genes para crear "superhumanos" en el futuro.
Dos estudios recién publicados recogen dos nuevos logros del CRISPR. Para utilizarlas en humanos, habrá que esperar a reducir al mínimo los posibles efectos no deseados.
Pei Duanqing, del Instituto de Biomedicina y Salud de Guangzhou de la Academia de Ciencias de China y nueve científicos más publicaron un artículo en el número más reciente de "Stem Cell", una división de la revista académica "Cell", en el que discuten la importancia de compartir la tecnología de edición de embriones humanos.
Los órganos de este animal tienen un tamaño y funciones similares que los humanos y, por lo tanto, son considerados los más viables para el trasplante xenogénico.
Los órganos de los cerdos son especialmente compatibles para ser trasplantados a los humanos, con los que comparten más del 90% de sus genes, pero la presencia de retrovirus endógenos porcinos en el genoma del animal lo hace inviable.
Estos hallazgos suponen el punto de partida de futuros estudios sobre la resistencia de los tumores cancerígenos a los linfocitos T.
Varios laboratorios acaban de generar 142 embriones humanos para investigar en ellos la posibilidad de corregir la mutación en un gen de la miocardiopatía hipertrófica mediante las herramientas CRISPR.
Por Lluís Montoliu, investigador científico del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) y Centro de Investigación Biomédica en Red en Enfermedades Raras (CIBERER-ISCIII), Miembro del Comité de Ética del CSIC.
Investigadores de la Universidad de Harvard han codificado en el genoma de un grupo de bacterias la información digital de una fotografía y un GIF o animación corta.
El descubridor de las secuencias CRISPR cuenta la historia de su hallazgo que, quizá, le lleve también a conseguir un premio Nobel.
Este año, la institución ha premiado a los científicos Francisco Martínez Mojica y Luis Paz-Ares por su enorme contribución en las modalidades de medicina preclínica y clínica, respectivamente.
Así lo revela un nuevo estudio, publicado en Nature Methods, que aconseja revisar por completo el conjunto de genes de los individuos para no pasar por alto cientos de alteraciones potencialmente importantes.
Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de España ha perfeccionado un sistema capaz de generar un modelo celular del sarcoma de Ewing, el segundo cáncer de hueso más común que afecta a niños y jóvenes.
Mediante la técnica de edición de genes llamada CRISPR (conocida también como “tijeras genéticas”) se logró eliminar por completo el virus en un grupo de animales infectados.
Este sistema permite que se analicen en tres meses los genes que tomaría estudiar 10 años con las herramientas actuales.
Los derechos de patente podrían valer miles de millones de dólares ya que la tecnología podría revolucionar el tratamiento de enfermedades genéticas, ingeniería de cultivos y otras áreas.