infarto

infarto

Las unidades de desplazamiento móvil no están destinadas a reemplazar las ambulancias tradicionales.
El hallazgo abre nuevas perspectivas para evitar daños cerebrales tras sufrir un infarto. Más información sobre:cerebroinfartooxígeno
Micropartículas se inhalan y desencadenan cambios en las células y tejidos, advierte investigación.
En la actualidad, son muchas las entidades que a nivel nacional e internacional, como es el caso de la Organización Mundial de la Salud (OMS), promueven un cambio en el estilo de vida de las personas, con el propósito de disminuir los factores de riesgo de este tipo de enfermedades. Sin embargo, la tasa sigue creciendo de manera exponencial.
La publicación actualiza las recomendaciones en seis directrices de tratamiento publicadas anteriormente, incluidas las de cirugía de injerto de bypass, stents colocados por catéter y pacientes con infarto de miocardio.
El centro cardiovascular Cardiohealth trabaja en la rehabilitación de pacientes de forma completa, para reintegrarlos en sus tareas cotidianas, incorporando a las familias en cada proceso.
El estudio aclara que no se puede afirmar que el estrés psicosocial sea efectivamente la causa directa de esta patología, sí cree que hay una relación.
Los resultados de una investigación demuestran que este nuevo alimento funcional puede atenuar la disminución de la contractilidad cardíaca tras un infarto de miocardio en ratas.
Los algoritmos creados por la Universidad de Nottingham se sumarían a los ya utilizados para diseñar tratamientos personalizados actualmente.
El hallazgo, publicado en Nature Communications, abre un escenario de nuevas aplicaciones para una estrategia farmacológica sencilla, segura y de bajo coste.