Amgen

Amgen

El biosimilar de Novartis, llamado Ziextenzo, está destinado a ayudar a los pacientes con cáncer a aumentar los glóbulos blancos.
El fármaco Evenity es parte de una nueva clase de medicamentos conocidos como inhibidores de la esclerostina.
El panel votó 16-1 a favor de la inyección mensual desarrollada conjuntamente con UCB SA, con sede en Bélgica. La droga, Evenity, ayuda a reducir el riesgo de fractura al aumentar la formación ósea e inhibir la descomposición de los minerales óseos.
El acuerdo, que incluye US$ 50 millones por adelantado, es una buena inyección de liquidez para Molecular, con sede en Zúrich, que dijo el año pasado que podría vender más acciones o buscar un socio para uno de sus activos de ventas para reponer sus arcas en 2019.
El nuevo medicamento fabricado por Amgen y Novartis se llama Aimovig. Muchos creen que es el comienzo de una nueva etapa en los tratamientos contra esta cefalea.
La droga, desarrollada por Novartis y Amgen Inc, Aimovig, obtuvo la aprobación en los Estados Unidos hace dos semanas.
Su medicamento, Xgeva, fue autorizado para prevenir fracturas en pacientes con mieloma múltiple.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.
La asociación buscará desarrollar y validar biomarcadores para impulsar este tipo de tratamientos.
Por Maribel R. Coronel, periodista en temas de economía y salud, para El Economista.
El acuerdo también permite a Amgen comenzar a vender su biosimilar de Humira en Europa el 16 de octubre de 2018.
La casi copia de Novartis de Enbrel de Amgen obtuvo la aprobación europea el mes pasado. Además, presentará versiones de Remicade de Johnson & Johnson y Humira de AbbVie para la bendición de los reguladores a finales de este año.
En 2016 AbbVie tuvo ventas internacionales del medicamento por US$ 5.600 millones, y en Estados Unidos la cifra alcanzó los US$ 10.400 millones.
La falta de medicamentos eficaces y el gran número, hace que distintas empresas estén desarrollando opciones que esperan generará al menos US$ 1.000 millones en ventas.
El éxito inesperado de una droga ya existente, aplicable ahora a la aterosclerosis inflamatoria, podría cambiar el paradigma del tratamiento post ataques cardíacos.
La decisión acortará cuánto tiempo los fabricantes de marcas de medicamentos biológicos pueden mantener a los biosimilares fuera del mercado.
Farmacéuticas que los fabriquen podrán lanzarlos seis meses después de avisar al laboratorio que creó la versión original.
El anuncio se produce meses después de que Merck & Co Inc. señalara que suspendería un ensayo de última instancia de su fármaco para la enfermedad, verubecestat, después de determinar que no tenía ninguna posibilidad de funcionar.
Por Maribel Ramírez Coronel, Periodista en temas de economía y salud para El Economista.