tumores

tumores

Investigadores relacionaron el receptor de membrana EphA2 con la capacidad metastásica de los tumores en el sarcoma de Ewing, el segundo cáncer de hueso más frecuente en niños y adolescentes, caracterizado por su agresividad y tendencia a metastatizar. Mediante nanoingeniería de fármacos, los científicos esperan desarrollar una molécula capaz de bloquear EphA2 y de administrar otras terapias de forma dirigida.
El medicamento pertenece a una clase de medicamentos de crecimiento rápido llamados inhibidores PD-L1 o PD-1 que ayudan al sistema inmune a atacar el cáncer al bloquear un mecanismo que los tumores usan para evadir la detección.
Así lo demuestran estudios con la mosca Drosophila melanogaster realizados en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona. Los resultados del trabajo indican que algunos tumores pueden así llevar incorporada la capacidad matastásica desde el principio.
Según un estudio publicado por Nature, nano-robots pueden tener las claves para que la dura quimioterapia pase a ser una segunda opción. Hay que esperar, eso sí, a las pruebas en humanos.
Investigadores del centro IRB Barcelona han demostrado lo eficaz que resulta un tratamiento potenciador del sistema inmunitario contra el cáncer de colon cuando se combina con un fármaco que neutraliza la hormona TGF-beta, implicada en la desactivación de las células inmunitarias.
Estudiando ratones implantados con células cancerosas cervicales humanas, investigadores eliminaron muchos de los tumores de los animales con una combinación de radiación y tres fármacos que atacan el metabolismo del tumor.
Dos estudios sobre los efectos nocivos de los teléfonos móviles, liderados por los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU., no descartaron una conexión, pero la matizan.
Las células tumorales con un elevado número de mitocondrias son más sensibles a la quimioterapia.
Una nueva encuesta realizada por la INCA y Novartis recopiló información sobre estos pacientes.
Investigadores crearon un dispositivo que sigue la línea de chips de microfluídicos previamente desarrollados para separar las células de la sangre por tamaño.
Un nuevo método computacional permite localizar vulnerabilidades del metabolismo de los tumores que, al ser atajadas, impedirían que las células malignas sigan desarrollándose.
Esta investigación ha identificado los tipos celulares y el mecanismo molecular involucrados en el inicio y el crecimiento tumoral.
De esta forma, según el estudio de un equipo internacional, se lograría reducir los habituales efectos secundarios en los tejidos sanos.
El sistema cuantifica en tiempo real las células tumorales que hay en la sangre de pacientes con cáncer y permite un seguimiento eficiente de la enfermedad.
El tratamiento estándar, que consiste en palbociclib, a menudo tiene efectos secundarios adversos y no todos las pacientes ER + responden a la terapia.
Los resultados, publicados en Oncogene, recogen por el momento los de cáncer de colon, pulmón y mama.
La investigación científica ha hecho esfuerzos para entender los mecanismos inmunes.
El equipo de investigadores del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDiS) y académicos de la U. de Chile, ya solicitó una patente preliminar en los EE.UU.
Los autores creen que estas herramientas podrán ayudar a que los procedimientos de inmunoterapia contra el cáncer sean más precisos y personalizados.
Los gliomas, un tipo maligno de tumor cerebral, son menos comunes entre las personas con diabetes o niveles altos de azúcar en sangre, según un estudio publicado en Scientific Reports.