cáncer de pulmón

cáncer de pulmón

Un estudio, dirigido por el Centro de Investigación Médica Aplicada de la Universidad de Navarra, supone una oportunidad para emplear fármacos ya existentes que impidan la propagación de células cancerosas.
Las personas que comen mucha grasa saturada -el tipo de grasa "mala" que es abundante en alimentos como la mantequilla y la carne- tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que los individuos con dietas bajas en grasa, según un estudio reciente.
La adquisición de IFM, cuyos sostenedores incluyen a Novartis, dará a Bristol-Myers acceso a los programas preclínicos de cáncer de la compañía.
Con terapias, los afectados de pulmón pueden vivir 30 meses más, según estima el jefe de servicio de Oncología, del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la capital, Jorge Alatorre.
Investigadores israelíes examinaron los registros médicos de más de 152.000 supervivientes de la persecución de la Alemania nazi durante más de 45 años y compararon a aquellos que calificaron para compensación como resultado de su persecución durante la guerra y aquellos cuyas ofertas de compensación fueron rechazadas.
Investigación sugiere que la detección del cáncer de pulmón a gran escala es económicamente viable si se dirige a personas de alto riesgo y también se utiliza para identificar enfermedades no cancerosas como la EPOC.
La industria biotecnológica aporta cada año más de US$ 500 millones a la economía del país, gracias a productos como Heberprot-P, un fármaco contra la úlcera del pie diabético.
Aunque las tasas de cáncer de pulmón en la población han disminuido con la disminución del tabaquismo en general, las tasas de cáncer de pulmón entre los fumadores se han cuadruplicado.
De consolidarse los resultados, sería un punto de inflexión para la inmuno-oncología de AstraZeneca, abriendo una oportunidad de mercado de US$ 1.750 millones a US$ 3.500 millones
El cáncer de pulmón es con mucho el mercado de oncología más grande y la aprobación amplía significativamente el número de pacientes disponibles para la terapia de Keytruda.
A mediados de febrero la compañía japonesa completó su adquisición de Ariad por US$ 5.200 millones, comprometidos de reforzar su línea de desarrollo de oncología.