novartis

novartis

Novartis dijo que ahora planea dos estudios de Fase III para el ligelizumab con más de 2.000 pacientes que sufren de urticaria crónica espontánea (CSU, por sus siglas en inglés), una enfermedad autoinmune que causa persistentes ronchas con picazón en la piel.
El fármaco Luxturna ya fue criticado en Estados Unidos por su alto costo.
Se trata de tabletas de losartán en las que se encontraron rastros de un probable carcinógeno.
Se espera que la transacción se complete en la primera mitad de 2019.
NHS England dijo que el efectivo para pagar Kymriah provendría del Cancer Drugs Fund, que fue creado para acelerar el acceso a nuevos y prometedores tratamientos contra el cáncer.
Alcon está sacando del mercado el dispositivo después de que los datos clínicos mostraron que podría dañar el ojo, pero la farmacéutica suiza dijo que la medida no afectaría los planes de escindir la unidad el próximo año.
La compañía apunta inicialmente a utilizar la terapia en Europa para jóvenes de hasta 25 años de edad con leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B, y más tarde para pacientes adultos con linfoma difuso de células B grandes (DLBCL).
Los analistas dijeron que el fármaco, llamado BYL719, está en una trayectoria para asumir un papel de liderazgo en el tratamiento avanzado del cáncer de mama.
El movimiento sigue a una acción similar de AstraZeneca, que el mes pasado dijo que elevaría en un 20% las reservas de medicamentos que podrían verse afectados por el Brexit.
El nuevo medicamento fabricado por Amgen y Novartis se llama Aimovig. Muchos creen que es el comienzo de una nueva etapa en los tratamientos contra esta cefalea.
Con un 7% de aumento en las ventas, superó el 5% reportado por su competencia la semana previa.
Además, recalcó que su gobierno está haciendo un gran esfuerzo para reducir el costo de los medicamentos.
Así, se suma a Pfizer que decidió realizar lo mismo, ante la presión de la Casa Blanca.
La compañía recompraría hasta US$ 5.000 millones en acciones para reenfocar el grupo en medicamentos con receta.
Las compañías se comprometieron a tomar doce medidas para luchar contra la corrupción en el sector.
Por Kees Roks, Senior VP Regional de Oncología Novartis para Latino América y Canadá.
La droga, desarrollada por Novartis y Amgen Inc, Aimovig, obtuvo la aprobación en los Estados Unidos hace dos semanas.
Se trata de Zessly (infliximab) que se autorizó para ser usado en enfermedades gastroenterológicas, reumatológicas y dermatológicas.
La nueva indicación coloca a Kymriah en competencia directa con Yescarta de Gilead Sciences, que fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) en octubre para el tratamiento de adultos con linfoma difuso de células B grandes que no respondieron a otros tratamientos.
La incursión de Novartis en la tecnología digital se intensificó el miércoles cuando la farmacéutica suiza lanzó una aplicación basada en un teléfono móvil para ayudar a recopilar datos de personas que participan en estudios de enfermedades oculares.