novartis

novartis

Los filántropos, líderes empresariales y ministros de países donantes y afectados por la malaria se comprometieron a reactivar esfuerzos para erradicar la mortal enfermedad transmitida por mosquitos y prometieron US$ 3.800 millones para impulsar la investigación y la innovación y mejorar el acceso a tratamientos y prevención de este mal.
La mayor operación de GSK desde que Emma Walmsley se convirtió en presidenta ejecutiva en 2017 se da tras la decisión de la farmacéutica británica de abandonar la carrera para comprar el negocio de cuidado del consumidor de Pfizer, poniendo en peligro un intento de la empresa estadounidense por vender una división que le generaría US$ 20.000 millones.
La institución propone un modelo de atención especializada para la enfermedad en cualquiera de sus estadios.
El fármaco aprovecha la misma molécula que se utiliza para diagnosticar el cáncer para administrar el tratamiento.
La farmacéutica anunció que sus ingresos acumulados fueron de US$ 49.110 millones.
Promacta ya estaba aprobado como terapia de segunda línea para la enfermedad.
Además de ampliar su oferta en oncología, con ello buscan mantener el crecimiento de 5% en sus ventas.
El fármaco RTH258 obtuvo mejores resultados en ensayos clínicos tratando la degeneración macular húmeda relacionada con la edad.
Una nueva encuesta realizada por la INCA y Novartis recopiló información sobre estos pacientes.
La inmunoterapia Kymriah es un elemento clave de los esfuerzos de Novartis para reforzar su cartera de medicamentos oncológicos.
La compañía superó las estimaciones de ganancias con un ingreso neto de US$ 2.840 millones.
La oferta de Novartis representa una prima de un 47% sobre el precio de AAA.
Se espera que Yescarta, con un costo de US$ 373.000, genere ventas de hasta US$ 250 millones en 2018.
Se trata de un cierre gradual de la planta de Colorado que se completará a finales de 2019 y terminaría con 450 empleos.
La asociación buscará desarrollar y validar biomarcadores para impulsar este tipo de tratamientos.
Se calcula que para 2030 podrían superar las cifras actuales hasta en un 65%, con 66 mil muertes y 224 mil nuevos casos al año –de los cuales, al menos un 17% se diagnosticarán ya en etapas avanzadas.
Por Kees Roks, Presidente de Novartis Oncology para América Latina y Canadá
Duvelisib, mostró una superior tasa de supervivencia libre de progresión que el estándar actual de atención, Arzerra de Novartis.
El medicamento sería similar al Kymriah de Novartis que fue aprobado recientemente.
Jimenez, de 58 años, se retira tras una década en la compañía y después de haber conseguido la semana pasada que Estados Unidos apruebe una nueva terapia genética para la leucemia.